Contrato empleada del hogar

El contrato de empleadas del hogar es uno de los elementos protagonistas de la nueva normativa de las empleadas del hogar.

El contrato de empleada del hogar deberá formalizarse por escrito tras el alta de la empleada del hogar y  contendrá los principales datos de la relación de trabajo: los datos del empleador y la empleada del hogar, la duración del contrato, la jornada que trabajará la empleada del hogar y las tareas, el salario, el régimen de vacaciones, etc.

Consultando el resto de contenidos de nuestra Guía de la Seguridad Social de empleadas del hogar para conocer mejor las obligaciones del nuevo Régimen.

El contrato de empleadas del hogar debe ser por escrito

Hasta ahora el contrato de las empleadas del hogar solía ser informal y tácito. La nueva normativa de empleadas del hogar, exige que los contratos de trabajo de la empleada del hogar se formalicen por escrito.
El empleador es el responsable de realizar el contrato de la empleada del hogar por escrito, y no haberlo realizado puede acarrear importantes multas de la Seguridad Social.

Únicamente no será obligatorio formalizar por escrito el contrato de la empleada del hogar en el caso de que se trate de servicios esporádicos, de un trabajo que tenga una duración de menos de cuatro semanas de forma continuada.

Por ejemplo no sería obligatorio formular por escrito el contrato de una empleada del hogar a la que contratamos unos días para limpiar una casa de vacaciones después de haber finalizado nuestra estancia en ella, o si pagamos a alguien de confianza para que nos ayude un día o dos a limpiar a fondo nuestra casa.

Cuando el contrato de empleada de hogar deba ser por escrito contendrá obligatoriamente la siguiente información

En el contrato de la empleada del hogar podrá establecerse por escrito un periodo de prueba que no podrá ser mayor de dos meses. Durante este periodo el empleador y la empleada del hogar deberán cumplirán con sus mutuas obligaciones, pero ambos empleador y empleada del hogar tendrán la posibilidad de romper el contrato de trabajo, acabando así su relación laboral. Para ello, el empleador o la empleada del hogar deberán preavisar a la otra parte del contrato al menos con siete días de plazo.

Contrato empleadas del hogar indefinidas

Es el contrato de la empleada del hogar  cuya duración es indefinida (lo que coloquialmente se llama contrato fijo). La empleada del hogar con contrato de trabajo indefinido trabajará sin fecha de vencimiento, por lo que esté contrato sólo finalizará si se dan causas justificadas: despido, jubilación de la empleada del hogar o fallecimiento.

Contrato empleadas del hogar de duración determinada

Es el contrato de la empleada del hogar  cuya duración está definida: comienza en la fecha de la firma y se prolonga hasta la fecha que se determine en el propio modelo de contrato de empleada del hogar (se refiere al contratato de trabajo que coloquialmente se llama contrato temporal). La empleada del hogar con contrato de trabajo de duración determinada trabajará, y por tanto deberá estar dad de alta en la Seguridad Social hasta la fecha establecida en el contrato.

Condiciones del contrato de trabajo de la empleada de hogar que pueden ser pactados

El empleador y la empleada del hogar pueden pactar libremente la duración del periodo de prueba del contrato. La nueva normativa de empleadas del hogar de la Seguridad Social establece que este periodo de prueba podrá ser de un máximo de dos meses, por tanto empleador y empleada del hogar podrán establecer en el contrato de trabajo cualquier plazo de prueba siempre que este sea inferior a 2 meses.

El periodo de prueba en un contrato es el plazo en el que una de las partes (en este caso el empleador o la empleada de hogar) pueden romper la relación laboral sin más motivo que su voluntad de que el contrato como empleada de hogar y empleador finalice. Este periodo de prueba se establecerá en el contrato de la empleada de hogar.

Durante este periodo de prueba, que deberá reflejarse expresamente en el contrato de la empleada de hogar, cualquiera de las dos partes (la empleada del hogar o el empleador) podrán dar por finalizado el contrato de trabajo avisando con siete días de antelación.

Una vez finalizado el periodo de prueba establecido en el contrato de la empleada de hogar se entiende que el contrato se ha consolidado y la baja de la empleada del hogar contratada deberá producirses por alguno de los siguientes motivo: